Jaime Quintana asumió este martes la presidencia del Senado

El parlamentario de La Araucanía propuso tres ejes de acción para el período que encabezará la corporación: “modernización, vinculación con la sociedad, e impulso de leyes que amplían derechos y libertades”.

“Estamos disponibles para conversar y debatir, sí. Pero no para retroceder en justicia social”. Así lo afirmó el senador de La Araucanía, Jaime Quintana, en su discurso de este martes tras ser confirmado por sus pares, como el nuevo presidente del Senado.

En su intervención, el legislador hizo un llamado a avanzar en tres ejes fundamentales: modernización, modernización, vinculación con la sociedad, e impulso de leyes que amplían derechos y libertades.

“El primero de los ejes que proponemos es la modernización del Senado. Se trata de un desafío indispensable para tener una democracia participativa y conectada, como la que nos exige el siglo XXI”, dijo Quintana.

Por ello, dijo el congresista, “propondremos a las comisiones de régimen interno y de ética y transparencia, la suscripción urgente de un convenio con el Consejo para la Transparencia, a fin de determinar las áreas en las que podemos y debemos seguir progresando”.

VINCULACIÓN CON LA SOCIEDAD

El segundo eje de acción, según manifestó Quintana, pretende establecer una vinculación decidida y horizontal con las ciudadanas y ciudadanos. “El Senado debe ser y debe sentirse como una institución que le pertenece a la comunidad”.

En ese sentido, el nuevo presidente del Senado explicó que “en el mundo de hoy, es imposible legislar sin un diálogo y una retroalimentación constante con aquellos que nos han elegido”.

“Como medida inmediata, durante las próximas semanas realizaremos una consulta electrónica, para conocer cuáles son los proyectos de ley más relevantes para la ciudadanía. En paralelo, potenciaremos la herramienta del Senador Virtual para ampliar la participación durante la tramitación de distintos proyectos”, puntualizó Quintana.

El tercer eje de acción, se relaciona con “promover la discusión de proyectos de ley que amplíen derechos y libertades en Chile”, dijo el senador Quintana.

“Para ampliar derechos y libertades, cualquier país necesita de un sistema tributario que combine los incentivos a la inversión y la justicia redistributiva. Si tenemos conciencia del grado de desigualdad en el que vivimos, con un índice de Gini similar al de Ruanda, no tenemos más alternativa que ser contrarios a una iniciativa que, en la práctica y tal como está planteada, terminaría inyectando más recursos a quienes más tienen”, aseguró Jaime Quintana.

En otra línea, el nuevo Presidente del Senado enfatizó en el interés “prioritario en la discusión del proyecto de ley sobre pensiones que en la actualidad se tramita en la Cámara, y sobre el cual el gobierno ha manifestado su intención de despacharlo este año legislativo”.

“Es imperativo hacer un esfuerzo junto al Ejecutivo para concretar una profunda reforma del régimen previsional, que fortalezca el pilar solidario y nos encamine hacia un verdadero sistema mixto, que no perpetúe el modelo de las AFPs”, dijo el legislador.

En su discurso, Jaime Quintana, además manifestó su aspiración por avanzar en el debate sobre una nueva Constitución, “una nacida en democracia y que cuente con la legitimidad de origen y de ejercicio que toda carta magna requiere para poder ser llamada como tal”.

“Tengo la profunda convicción, al igual que muchos de ustedes, que este año la sala del Senado debe aprobar el proyecto de ley de matrimonio igualitario. El acuerdo de Unión Civil fue un gran avance legislativo, pero hoy estamos en condiciones de dar el salto final para garantizar los derechos de todas y todos”, enfatizó el senador Quintana.

“Todos tenemos los mismos derechos, especialmente cuando se trata de algo tan importante como el derecho a amar y a formar familia con quien cada uno quiera”, agregó el parlamentario.

LA ARAUCANÍA

El senador de La Araucanía y Presidente del Senado, Jaime Quintana, también tuvo palabras para la zona respecto al conflicto de raíces históricas que afecta al pueblo mapuche y al pueblo chileno, “un conflicto que tiene en el Estado a su principal responsable y cuya solución de fondo es política y no policial”, dijo el congresista.

“El país no quiere que se presente como avance de política pública la creación de comandos jungla en territorios campesinos. El país quiere paz y desarrollo. No discursos bélicos donde se pone al pueblo mapuche como terrorista. La Araucanía no es el Vietnam del 70”, sentenció Jaime Quintana.

“Presidente Piñera, cuidemos entre todos la democracia. La democracia se erosiona cada vez que se trata a los adversarios políticos como enemigos o anti patriotas. En este Senado no hay ningún antipatriota, no hay nadie que quiera dañar a Chile”, señaló Quintana ante las declaraciones del Mandatario.

Finalmente, el parlamentario de La Araucanía solicitó a sus pares hacer del Senado “la cuna del respeto a la diferencia y del fomento a los valores democráticos. Tendremos la mejor disposición al diálogo y cooperación con el Gobierno para avanzar en la agenda legislativa”.

Redes Sociales