Sin detenidos continúa la investigación tras violento robo a joyería en pleno centro de Temuco

Delincuentes lograron huir de la persecución de Carabineros.

Personal del OS-9 de Carabineros continúa efectuando diligencias para aclarar el violento robo ocurrido pasadas las 11 horas de este miércoles, donde un grupo de sujetos sustrajo diversas especies desde una joyería ubicada en la galería Teodoro Ribera, en pleno centro de Temuco, produciéndose un intercambio de disparos con la policía.

Según trascendió, tanto el Labocar como el OS-9 realizaron una serie de peritajes en el sitio del suceso y durante toda la jornada se efectuaron indagaciones en distintos puntos de la capital regional, con la finalidad de establecer la identidad de los delincuentes y detenerlos.

El atraco causó conmoción en La Araucanía, por haberse cometido en un lugar de alta afluencia de público, el que debió huir cuando comenzaron los disparos.

Testigos relataron que el grupo de sujetos llegó a bordo de un todoterreno marca Nissan modelo Qashqai, ingresando a la galería, que si bien es peatonal, el ancho de sus pasillos permite el desplazamiento sin problemas de un automóvil.

Una vez que se detuvieron frente a dos locales de la joyería MC, cuatro de los antisociales bajaron premunidos de herramientas, con las que destrozaron las vitrinas, llevándose numerosas joyas en unos pocos segundos, para luego escapar en el mismo vehículo.

Algunos de los dependientes se enfrentaron a los delincuentes, resultando con lesiones leves y en shock una mujer embarazada, hijo del propietario de la joyería, Marcelo Conus.
Otro hijo intentó disparar contra los sujetos, pero de acuerdo a lo que relató, el arma se trabó en el momento en que accionó el gatillo.

PERSECUCIÓN
Sin embargo, el alboroto causado por el robo, junto a los gritos de ayuda de las víctimas, alertó al numerosos personal de Carabineros que resguarda el centro de Temuco, quienes alcanzaron a disparar contra el vehículo en el que escapaban los asaltantes, generándose una breve pero intensa balacera.

El móvil fue hallado abandonado minutos después en el paso nivel de calle León Gallo en Temuco, mientras dos de sus ocupantes fueron avistados huyendo en moto hacia avenida Recabarren, generándose una persecución por las calles de Temuco, hasta que los individuos llegaron al sector Amanecer, donde se arrojaron al río Cautín y escaparon nadando hacia la orilla perteneciente a Padre Las Casas, donde desaparecieron ocultos entre los matorrales, pese a la intensa búsqueda.

Redes Sociales