Intentaron robar una botillería de Angol pero a cambio recibieron golpiza de vecinos

Sujetos habrían llegado a “cobrar venganza” porque no les permitieron cometer el delito, pero no contaban con que los habitantes del sector saldrían en defensa de la víctima.

Dos sujetos de 22 y 23 años de edad, fueron detenidos por Carabineros de Angol tras ser acusados de intentar robar y amenazar al dependiente de una botillería en el sector de Huequén, oportunidad en que lejos de lograr su cometido, fueron golpeados y ahuyentados por vecinos y transeúntes que acudieron a ayudar al comerciante-

La situación se comenzó a gestar cuando un grupo de tres sujetos decidieron salir de parranda. Cuando se encontraban con unas copas demás, llegaron hasta la botillería “El Raucho”, ubicada en calle Cuevas con avenida Dillman Bullock en Huequén, con la finalidad de comprar otras bebidas alcohólicas y continuar con el consumo.

En momento en que se retiraban con algunas cervezas del local, el dueño se percata que entre sus ropas ocultaban una botella de ron, la que no habían cancelado. Tras algunas ásperas palabras, el dependiente logra recuperar la botella sustraída, momento en que los sujetos se retiran del lugar, no sin antes amenazarlo, manifestándole que volverían a cobrar venganza.

VENGANZA
Al poco rato retornaron dos de los tres sujetos, totalmente ebrios, con la clara intención de agredir al dependiente por el episodio ocurrido con la botella, comenzando a dar gritos metros antes de llegar al local, poniendo en alerta a los vecinos y transeúntes de que algo estaba pasando.

Una vez al interior de la botillería, comienza una fuerte discusión entre los sujetos y el dueño del local, quien en ese momento se encontraba acompañado de su mujer y una hermana, quienes también salieron en su defensa.

A los pocos minutos comenzaron a llegar los residentes del sector, situación que alertó a los ebrios, quienes rápidamente huyeron en dirección al centro de Angol, siendo alcanzados por algunos molestos vecinos en el cruce de Huequén, quienes les propinaron golpes de pies y puños.

DETENIDOS
Tras la golpiza, el comerciante llamó a Carabineros, quienes detuvieron a los jóvenes alborotadores y posteriormente fueron formalizados por amenazas, quedando al otro día en libertad.

El fiscal del Ministerio Público, Luis Espinoza, manifestó que ninguno de los detenidos tenía antecedentes penales, por lo que se presume que fue solo un arrebato en que “fueron por lana y resultaron trasquilados”.

Los jóvenes, quienes registran domicilio en la comuna de Quinta Normal, Región Metropolitana, además estamparon una denuncia por lesiones, ya que uno de ellos resultó con una fractura nasal producto del “escarmiento”.

Por Rodrigo Zurita.

Redes Sociales