Principal apoyo de la calidad de vida: La bicicleta

La bicicleta es un medio de transporte limpio, puede servir como herramienta para el desarrollo y como medio de transporte y acceso al deporte.

Según el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, es en la Región de La Araucanía donde se encuentra establecida la red más grande de ciclovías en Chile: 35,1 kilómetros en total. Mientras que en la Región de Coquimbo está la red más pequeña, con sólo 2,5 kilómetros de extensión.

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, la bicicleta es un medio de transporte sostenible sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico; Puede servir como herramienta para el desarrollo y como medio no sólo de transporte sino también de acceso a la educación, la salud y el deporte. La sinergia entre la bicicleta y el usuario fomenta la creatividad y el compromiso social y le da al usuario una conciencia inmediata del entorno local; La bicicleta es un símbolo de transporte sostenible y tiene un impacto positivo en el clima.

En América Latina, de acuerdo a un informe publicado en noviembre de 2020 por asesoría técnica parlamentaria del Congreso en Chile el transporte público es el medio más utilizado por la población para movilizarse, sin embargo, el miedo a contraer la peste china covid19 ha llevado a las personas a buscar opciones de traslado con la mínima interacción con otros. Así, la pandemia ha propiciado que los gobiernos impulsen un mayor uso de la bicicleta, aporten más infraestructura y la integren al transporte público.

Es así como vemos que, en Chile, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones en conjunto con la Municipalidad de Las Condes desarrolló un Plan de Ciclovías Tácticas covid19 para destinar más espacio para modos no motorizados, descongestionar el transporte público y evitar aglomeraciones. También Metro de Santiago ha aportado en el tema infraestructura con la Línea Cero, servicio que proporciona estacionamientos para bicicletas. A partir de agosto de 2019, se incorporaron tres refugios gratuitos, cubiertos con techo y luminarias con una capacidad para 40 bicicletas en las estaciones.

Según la última Encuesta Nacional de Medio Ambiente, realizada en el año 2018, la bicicleta como medio frecuente de transporte ocupa el 6º lugar (7% de los encuestados), mientras que en el año 2016 alcanzaba el 5% de los encuestados. En tanto, a nivel regional se observa que la Región de O´Higgins es la que presenta mayor uso de la bicicleta como medio de transporte llegando al 14%, le sigue la Región del Maule (13%) y las regiones de Los Ríos y de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo con 11% y 10%, Las regiones con un uso menor de la bicicleta son: Región de Arica y Parinacota y la Región de Antofagasta, ambas con un 2%; Región de Coquimbo, Región de Los Lagos y Región de Magallanes y Antártica Chilena, todas con con un 3%.

La política nacional de Noruega de reducir en un 50% las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) al año 2030, propone alejar a las personas de los automóviles y acercarlas a las bicicletas.

En Canadá, hay instalaciones de “parklets” viejos contenedores reciclados para espacios públicos, instalados en lo que fueron espacios de estacionamientos; Se recuperó la calle para las personas, habilitando asientos, paisajes y estacionamientos para bicicletas involucrando el comercio local, juntas de vecino y organizaciones sin fines de lucro en su desarrollo.

En el caso de Argentina, existen medidas tales como habilitar espacios de detención para reparar la bicicleta disponiendo para ello kits de herramientas gratuitos en los trayectos y reasignar espacios para estacionarlas en lugares destinados sólo a automóviles son medidas que impulsan su uso.

Por Sergio Peña Herrera