Published On: Mar, Ago 8th, 2017

Hilda Horta: “Seré la primera diputada del distrito 23”

Precandidata a diputada habla de sus aspiraciones y sueños en La Araucanía.

A menos de un año de su renuncia a la dirección del proyecto educativo Colegio Emprender de Temuco, la docente Hilda Horta Rivera, emprende un nuevo desafío: ser precandidata a diputada por el distrito 23 en La Araucanía.

A pesar de saber lo difícil, hoy en día, que es pisar terreno político y aún más para las mujeres. Está convencida de que lo social es lo suyo.

Santiaguina de nacimiento, radicada hace 31 años en la región, cuenta que trabajó en la esta región en la creación de la Fundación Integra y Prodemu, en los años 90 hasta el 94. “Lideraba un grupo de mujeres que trabajábamos ad honorem, estábamos muy comprometidas con la vuelta de la democracia, por lo tanto, teníamos muchas ganas de llevar a cabo los primeros proyectos para la mujer y los niños”. Con su llegada, Hilda nos cuenta que se comenzó a profesionalizar la fundación.

“El año 95, comencé a trabajar en el proyecto Escuela básica emprender en el Sector Amanecer, fue una época de un desafío tremendo, ya que esta iniciativa comenzó con mi llegada, por lo tanto, no había nada, partimos desde cero. La tramitación de aspectos legales con entidades gubernamentales, implementar los proyectos de infraestructura y pedagógicos, buscar las matrículas, conocimos el sector, visitamos a los vecinos puerta por puerta, conocimos sus necesidades; y lo que fue el pilar fundamental fue un convenio realizado con la Junaeb, que nos permitió por que entregar la alimentación a cada niño que lo necesitaba”

Militante del partido Demócrata Cristiano por más de 30 años, fue parte de la directiva comunal de Temuco en el 2000. “Soy demócrata cristiana desde los 14 años, por que comparto los valores y principios del Humanismo Cristiano”.

– Hilda. ¿Cuéntenos cómo fue esa decisión de presentarse como precandidata a diputada, por el distrito 23 de la región?
Fue una decisión difícil, me invitaron a participar de este proceso, había renunciado hace unos meses al proyecto educativo que dirigía. Lo conversé con mi familia, con mis hijos y mi esposo. Luego de evaluar y conversar con mi familia, decidí aceptar, esto porque siempre he sido una mujer que se atreve a enfrentar desafíos, además creo firmemente que nací para servir a los demás.

– ¿A su juicio, la política está desprestigiada?
Creo que es un momento complejo de la política, donde han salido a la luz innumerables situaciones que dejan en evidencia faltas a la probidad de los actores políticos, sin embargo, creo que puedo aportar, la pregunta es Por Qué no. Esta es una oportunidad para mostrar que se pueden hacer las cosas de manera transparente, yo tengo mis manos limpias para trabajar por los demás.

– ¿Por qué la ciudadanía debería creer en su candidatura?
Primero, porque soy una mujer de convicción, soy madre, hija, esposa y dueña de casa también, las mujeres tenemos muchos roles, que me permiten ver las problemáticas desde distintos prismas. A esto se suman mis principios y convicciones humanistas cristianos. He demostrado con hechos que soy una mujer responsable. Me gusta la impecabilidad en el trabajo y en lo que emprenda, soy consecuente en el decir y el hacer.

– ¿Cuál sería el foco de su trabajo como diputada?
Uno de mis focos está en la educación, por haber dirigido una institución educativa por más de 20 años, afirmo que sin educación un país no avanza.

Hay que asegurar la educación desde la sala cuna y, sin duda fomentar la educación técnico profesional de excelencia en los liceos. A estos además se debe sumar una alianza estratégica entre las universidades y las empresas de la región. Debemos pensar a largo plazo.

Otro aspecto fundamental para mi es y será la mujer con letras mayúsculas, estoy dispuesta a convocar proyectos en favor de nuestro género en el parlamento. En la actualidad hablamos de ni una más, sin embargo, sigue habiendo hombres enfermos que maltratan a la mujer sicológicamente, físicamente y económicamente. ¿Hasta cuándo permitimos eso? Debemos ser categóricos y firmes para proteger a las mujeres en todos los aspectos.

Las mujeres cumplen un rol, fundamental en el cuidado de la familia, además muchas de ellas cumplen extensas jornadas laborales sería importante proponer un proyecto de ley para acortar estas jornadas.

El fomentar la Salud y el cuidado de los adultos mayores, sin duda será parte de mi compromiso. En este sentido debemos apoyar el trabajo que realizan los cuidadores de los adultos mayores. Para ello se deben fortalecer las redes ya existentes, y considerar proyectos de ley para entregar los recursos económicos y psicosociales a los cuidadores. Sería ideal contar con un sueldo para los cuidadores.

– ¿Cuál es su visión de La Araucanía?
En los años 90 cuando me incorporé a fundar Prodemu, fue un espacio que con la señora Leonor Oyarzun soñábamos, en este recorrido que he realizado, todavía queda mucho por hacer. Aún existe falta de conectividad, agua potable rural, faltan oportunidades laborales. A pesar de esto me he encontrado con la fuerza y el empuje de las personas que a pesar de las circunstancias mantienen la esperanza de salir adelante, eso sin duda me motiva.

– ¿Cuál sería su sueño para La Araucanía?
Si Dios, y la ciudadanía permiten que yo sea la primera Diputada de este distrito, me gustaría que todos los parlamentarios de la región se reunieran dejando de lado sus egos y se sienten a conversar en un parlamento con las comunidades y representantes del pueblo mapuche para generar acuerdos comprendiendo nuestras diferencias y acercando nuestras posiciones, sin diálogo no puede haber acercamiento. Eso sí, los acuerdos deben cumplirse.