Published On: Lun, Jul 17th, 2017

Estudiantes de kinesiología realizan labor de voluntariado con niños de Victoria

Beneficiados con esta labor gratuita son niños con capacidades diferentes.

“Bienvenidas vacaciones” se llama la última actividad realizada por la organización voluntaria llamada Kineamor, conformada por estudiantes de la carrera de la kinesiología de la Universidad Arturo Prat de Victoria, quienes se dedican a brindar apoyo terapéutico y emocional y niños con capacidades diferentes.

Romina Soto Padilla, presidenta de Kineamor, explicó que “este viernes realizamos la actividad en el Centro Turístico Yucatán, en donde la gerenta, Katherine Novoa nos regaló un día en sus dependencias. Nuestros niños pudieron disfrutar de piscinas temperadas, parques, juegos y la recepción en el maravilloso quincho del lugar”.

Kineamor trabaja con alumnos de la escuela especial Confederación Suiza de Victoria y la presidenta subrayó que “nuestros niños provienen de familias de estrato social, económico y cultural con dificultades. Nuestra labor con ellos es trabajar diariamente con los distintos niveles presentes en él establecimiento, desarrollando actividades que promueven la actividad física, alimentación saludable, higiene, desarrollo psicomotor, normas y buena conducta. Además celebramos fechas especiales, como ejemplo, la Pascua del Conejo, Día del Alumno y la fiesta de fin de semestre”.

Debido a que los estudiantes que conforman la agrupación no cuentan con recursos económicos propios, recurren a la buena voluntad del comercio de Victoria y particulares, quienes apoyan en rifas que se realizan cada dos meses y el aporte del diputado Gustavo Hasbún, quien dona $100 mil mensuales hasta fin de año, dineros que se utilizan para adquirir material terapéutico, de librería y los insumos necesarios para desarrollar estas recepciones.

HOGAR DE ANCIANOS
Romina Soto, puntualizó que “nuestro grupo Kineamor está conformado por 40 integrantes, los cuales atendemos a los 49 alumnos de la escuela especial. En agosto ampliaremos nuestra cobertura de apoyo, dirigiéndonos al Hogar de Ancianos de Victoria. Nuestra idea es poder ayudar a la mayor cantidad de instituciones que necesiten un poquito de amor. Ante alguna afección, limitación o enfermedad, no hay mejor tratamiento que el amor”.