Published On: Mié, Ene 11th, 2017

Vecinos de la calle Pinto en Temuco claman por mayor seguridad en su sector

Gobernador Ricardo Chancerel se reunió con los afectados, Carabineros y encargados de seguridad de la Municipalidad.

Luego de sostener una reunión con vecinos del sector Pinto norte de Temuco, el gobernador de Cautín, Ricardo Chancerel, acudió al lugar acompañado de Carabineros y encargados de seguridad del municipio.

Las molestias de los residentes surgen por tres hechos puntuales, entre los que se encuentran la ocupación de las veredas como lugar de venta de productos hortofrutícolas por parte de los locatarios del sector, sin dejar espacio para que las personas transiten con comodidad; el problema de seguridad que se suscita por personas en situación de calle que deambulan y pernoctan en el bandejón central, consumiendo drogas y alcohol y, por último, el abandonado liceo “Lechuga” como foco de delincuencia e infección.

Fredy Villanueva, presidente de la junta de vecinos Tucapel, manifestó su malestar por estos hechos que ya vienen desde hace cinco años.

“La intención de hoy era ver cuál era la responsabilidad de cada uno, bajo la dirección del gobernador Chancerel, y el compromiso fue volver a juntarnos a fines de febrero con todos los organismos para que nos entreguen un informe de qué vamos a hacer”, señaló Villanueva.

FISCALIZACIONES

El gobernador de Cautín, expresó su satisfacción respecto de la buena noticia del municipio que, con fondos del Ministerio del Interior, podrá hacer el cierre perimetral que tendrá el emblemático liceo Aníbal Pinto.

“Nos queda pendiente poder abordar otras materias, las que esperamos poder coordinar de buena manera con el municipio entendiendo que son ellos quienes tienen la primera responsabilidad, pero también queremos apoyarlos para dar respuesta a la ciudadanía”, sostuvo la autoridad provincial.

Chancerel dijo además que, junto con solicitar al municipio una fiscalización más aguda a la manera en que se desarrolla el comercio en esta zona, “vamos a oficiar a los servicios públicos para velar que las acciones económicas que se desarrollan en el lugar se hagan en su debida forma”.

Teobaldo Asenjo, administrador municipal de la Feria Pinto, junto con informar del proyecto del cierre perimetral del liceo conocido en el sector como “lechuga” , dijo que “es complicado poder trabajar con la gente en situación de calle debido a que ellos no quieren irse, porque acá es una feria libre y tienen todo; tienen alimentación, tienen albergue, por lo que nos cuesta, tanto a Carabineros como a la Municipalidad, poder sacarlos de acá a pesar de que le hemos prestado todo el apoyo para que ellos se integren a la sociedad”.

La subcomisario de Carabineros, Ximena Valle, indicó que “el sector de la Feria Pinto tiene una problemática bien particular relacionada con un aspecto social y eso converge en problemáticas delictuales, que se han ido percibiendo de un tiempo a la fecha. Respecto a eso, Carabineros ha potenciado la cantidad del personal que se envía diariamente al sector de la garita Pinto, aumentando de tres a seis funcionarios”.