Published On: Mar, Ene 10th, 2017

Médico demandó a Clínica Alemana de Temuco por homofobia laboral

La causa está en manos de la Corte de Apelaciones de Temuco, tras un fallo del Juzgado de Letras del Trabajo donde se comprobó la existencia de discriminación. El Movilh lamentó lo sucedido y resaltó que es la primera denuncia por homofobia de un médico contra un centro de salud.

Un médico cirujano que prestaba servicios desde el junio del 2013 en la Clínica Alemana de Temuco, demandó a la institución por acosos homofóbicos, comprobándose en una primera sentencia que efectivamente el profesional fue víctima de discriminación, informó hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

En la demanda ante el Juzgado de Letras de Temuco, patrocinada por el abogado Marcelo Saravia, el médico precisó que desde iniciada su vida laboral en la Clínica “me tocó lidiar con hostigamientos de parte del coordinador de medicina interna, quien además realizaba reiterados comentarios en mi contra por mi condición de homosexual, incluso, en abril del 2014 intentó desvincularme de mi turno, ofreciendo mis horas a otras personas”.

Desde septiembre del 2015, explicó el médico, la situación empeoró sólo porque “mi pareja y conviviente comienza a ir a buscarme al finalizar mi jornada laboral”.

“Tal hecho resultó en rumores y comentarios ofensivos de parte de algunos funcionarios, teniendo que pedirle que dejar de ir a buscarme para evitar el ambiente hostil y no perjudicarme más. Fui dañado en mi honra y dignidad. El trato hacia mi cambió negativamente, especialmente por el sr jefe del servicio de urgencia, quien me hostigaba semanalmente con sus cuestionamientos y amenazas de la reducción de turno”, añadió el profesional

El Movilh precisó que los abusos provocaron en el médico “un cuadro de depresión, agudizado cuando el 6 de marzo del 2016 la Clínica le notificó su despido por necesidades de la empresa, pese a que su contrato era indefinido. Aquí hubo abusos extremos, por lo que esperamos la máxima sanción legal contra esta clínica”.

“Aplaudimos la valentía del profesional, en especial porque su caso no tiene precedentes: es el primer médico que denuncia a un centro de salud por homofobia laboral y que ya tiene ganada la primera parte de la batalla en tribunales”, añadió el Movilh.

Según precisó el Movilh, el 8 de marzo del 2016 el profesional denunció los hechos a la Inspección del Trabajo, y luego estampó una demanda en el Juzgado de Letras del Trabajo de Temuco, cuyo juez, Robinson Villarroel Cruzat, confirmó la discriminación en sentencia del 30 de agosto el 2016.

“Que la prueba aportada (…) permite tener por acreditado que el actor fue objeto de burlas por parte de su entonces jefe directo (…), fundadas en su orientación sexual e incluso en su etnia. (…) Es más, producto que estas burlas las hacía delante de otros colegas, es dable suponer (…) que otros colegas también incurrían este tipo de burlas”, indicó el fallo.

Respecto a la desvinculación el tribunal añadió que “el empleador no aportó ningún plan estratégico de mejora, algún nuevo organigrama ni las recomendaciones del área médica superior que justificaran la decisión de despedir al actor para contratar a un especialista. Tampoco se encuentra acreditada siquiera la necesidad de despedir al actor o algún otro médico, por cuanto la clínica tuvo que recurrir a otros profesionales para llenar las horas que cubría P.M. En definitiva, el despido debe ser declarado improcedente de ordenarse el pago”, resolvió el tribunal

Por tales efectos, el tribunal condenó a la Clínica a pagar un total de $14.641.907 por conceptos de indemnizaciones.

Con todo, el caso no ha llegado a su fin. El abogado Saravia explicó al Movilh que el médico presentó un recurso de nulidad, en tanto la sentencia estableció que los abusos homofóbicos ocurrieron sólo hasta julio del 2015, en circunstancias que se extendieron por mucho más tiempo, siendo la antesala del despido, aspecto que el profesional busca que quede claramente establecido, en tanto ello incrementaría las sanciones contra la Clínica.

La Corte de Apelaciones revisará el recurso de nulidad esta semana.