Avanza proyecto de Centro Cultural para Pucón

Tras entrega en comodato de nuevo terreno.

Para quienes hace pocos días fueron testigos del anuncio que trajo a Pucón el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, quien entre otras cosas, además de entregar un terreno para el nuevo refugio de Montaña Municipal, que irá en directo beneficio para los niños locales; hizo entrega de algunos subsidios, además de materializar la firma protocolar, quizás más importante en materia cultural en el último tiempo en la comuna, con la entrega en comodato de un importante terreno, que ubicado estratégicamente será la base de lo que podría convertirse en el nuevo centro cultural de la comuna lacustre.

ALGO DE HISTORIA
La Casa de la Cultura de Pucón remonta sus inicios a fines de la década de los 90´ en una pequeña oficina ubicada en el antiguo edificio Municipal, desarrollando diversas actividades culturales y artísticas. Una unidad en la que sólo trabajaban dos personas, el artista y escritor local, en calidad de encargado, Carlos Gray y Alfredo Braatt, funcionarios que se encargaban de toda la programación cultural del Pucón de aquella época.

Un equipo que a pesar de sus esfuerzos debía organizar todo desde un reducido espacio lo que en el 2000 vino a cambiar, luego de que fueran trasladados hasta donde funcionaba la radio Estación. Allí estuvo un par de años hasta que se logró conseguir el inmueble de Bienes Nacionales, ubicado en Caupolicán con Alderete.

Una antigua casona cuya historia tampoco es menor, pues en ella funcionó el primer policlínico comunal a cargo de Zacarías García y su esposa María, quien además desarrollaba tareas de enfermera.

Posteriormente, se instaló en este mismo espacio el Servicio de Seguro Social y el Registro Civil, organismos que funcionaron hasta mediados de los años 90´. Fue en este mismo contexto y sólo unos años después cuando el propio alcalde de la época y actual jefe comunal, Carlos Barra Matamala vio el potencial que este inmueble podría tener para la futura Casa de la Cultura, por lo que se realizaron las gestiones pertinentes ante el Ministerio de Bienes Nacionales, las que prontamente dieron sus frutos, por lo que se traspasó en comodato al Municipio local, con los fines por todos ya conocidos y donde ha funcionado durante los últimos años, dando lugar a reconocidas gestiones como las del profesor Álvaro Miranda y la ex bailarina de Bafochi, Pamela Pérez en su rol de coordinadores.

Hoy, la Casa de la Cultura de Pucón, no sólo es el espacio físico de congregación de los actores circundantes a la cultura y las artes, sino que además es el cobijo de más de 600 niños y jóvenes y adultos, quienes se ven beneficiados con los diferentes talleres artísticos que ofrece la Municipalidad en forma gratuita y en talleres autofinanciados, según nos relata su actual coordinadora, Natalia Barros.

Para el alcalde de Pucón, quien se mostró muy emocionado ese día, este nuevo paso donde se logra el comodato de los terrenos colindantes a la Casa de la Cultura y que por años permanecieron en manos de terceros de manera irregular; es un hecho concreto de que se va por buen camino. “Aquí hemos hecho historia y estamos dando un paso trascendental para lo que es nuestro gran sueño, que es tener nuestro propio centro cultural. Quiero agradecer públicamente la voluntad de nuestro Ministro y de todo el apoyo técnico y humano que nos ha entregado nuestra seremi”, comentó.

En 2018 por los profesionales de la Casa de la Cultura, encabezados por Natalia Barros, logra finalmente que el Ministerio de Bienes Nacionales entregue por un periodo de 30 años el mencionado terreno.

Fue el propio ministro Ward, quien hizo pública la entrega en comodato de los más de 1.600 metros cuadrados que permitirán desarrollar un proyecto de infraestructura acorde a las demandas y requerimientos de la comunidad, lo que podría convertirse prontamente en un diseño estratégico.

Referida a este trabajo, Barros destacó que “el verdadero mérito de estos avances se lo debemos a los artistas, monitores de talleres, gestores culturales locales, artesanos, alumnos y apoderados de la Casa de la Cultura. Son ellos quienes de manera partícipe también nos han hecho saber sus demandas en términos de contar con un espacio para la promoción, difusión y práctica del arte en sus distintas y variadas expresiones”.

Redes Sociales