Amago de incendio en oficina del diputado Rathgeb desconcierta a investigadores

Trabajadora asegura que nadie entró al recinto, como tampoco había estufa encendida, cables eléctricos o alguna fuente de calor en torno al lugar donde comenzó el fuego.

Un inusual amago de incendio, que sorprendió de tal forma a Bomberos, que ni siquiera su Departamento de Estudios Técnicos logró entregar una causa razón concreta, fue lo que ocurrió este lunes en la oficina del diputado (RN) Jorge Rathgeb de Angol, luego que un madero comenzara a combustionar al interior de las dependencias, provocando un gran susto a la encargada, Mónica Campos.

Bomberos recibió la alarma entregada por la trabajadora, dando cuenta que se iniciaba un siniestro en la oficina de calle Manuel Jarpa esquina Ilabaca.

Tras llegar personal de la Primera Compañía, se encontraron con que la encargada ya había sacado un palo de leña que encontraba humeante en el patio del inmueble.

Al interior de la leñara y ya apagado, hallaron un círculo quemado en el piso, donde se habría generado la combustión de manera inexplicable, puesto que no había estufa encendida, tampoco cables eléctricos ni tampoco fuente de calor alguna en la leñera, mientras la encargada asegura no haber visto entrar a nadie en ese momento al recinto.

“Yo estaba en mis labores cotidianas cuando me percaté que la oficina se empezó a llenar de humo. Yo no tenía fuego encendido, por lo que me pareció raro y comencé a investigar. En eso llegó una vecina que me ayudó a buscar de dónde provenía el humo, pudiendo darnos cuenta a los pocos minutos que emanaba desde un palo que se encontraba sobre el piso. Inmediatamente lo tomé y lo saqué para el patio para apagarlo con agua, al igual que la parte del piso que se encontraba quemada”, relató Campos.

MISTERIO
Tras la llegada del Departamento de Estudios Técnicos de Bomberos, las conclusiones no fueron mayores, teorizando acerca de algún error humano en torno a la situación, pero sin entregar una explicación concreta acerca del suceso.

Finalmente todo se redujo a la inspección del lugar y la verificación que no existiera otro madero en similares circunstancias, pero se mantiene el misterio respecto al origen de las llamas.

Por Rodrigo Zurita.

Redes Sociales