Presunto secuestro de una menor mantuvo en vilo a vecinos de Angol

Un hombre de 29 años fue detenido por Carabineros.

En vilo se mantuvieron muchos habitantes de Angol durante toda la tarde del domingo y la madrugada de este lunes, luego que a través de redes sociales se difundiera la misteriosa desaparición de una menor de 15 años de edad que había concurrido a la ceremonia católica de Domingo de Ramos.

Tanto Carabineros como Bomberos, además de familiares de la adolescente y amigos, formaron grupos de búsqueda que recorrieron los sectores rurales aledaños a la capital de Malleco, donde suelen concurrir los jóvenes, luego que se conociera que poco antes del mediodía del domingo se perdiera todo contacto con la menor, quien caminaba una distancia aproximada de tres cuadras, entre la parroquia Inmaculada Concepción, ubicada frente a la plaza Siete Fundaciones, hasta su domicilio y en ese trayecto se le perdiera el rastro, lo que provocó la desesperación de su familia, que comprobó que mantenía su teléfono celular apagado.

Cerca de tres horas de la desaparición de la estudiante, la familia estampó una denuncia por presunta desgracia en Carabineros, lo que generó un fuerte operativo policial en todo Angol, las salidas a otras comunas e incluso la policía comunicó lo sucedido a los pasos fronterizos de la región, con el fin de lograr su rápida ubicación.

Con el correr de las horas y la difusión de la información a través de redes sociales y medios de comunicación, apareció una fotografía que habría obtenido un testigo, que mostraba a la menor en compañía de un adulto, la que habría sido tomada esa misma tarde en las cercanías del balneario La Peta, lo hizo suponer que se encontraba retenida en contra de su voluntad.

Otra fotografía que también se difundió a través de redes sociales ese mismo domingo, mostraba a la menor en la puerta de una vivienda.

Lugareños del mismo sector La Peta, dijeron que cuidan una vivienda deshabitada en ese lugar- que se ubica lejos de los sectores poblados de la comuna- la habrían obtenido cuando se enteraron de la desaparición y al sorprender a la menor y al adulto en el inmueble que cuidaban, les dijeron que eran intensamente buscados y les pidieron que dieran aviso a Carabineros, dando cuenta de que se encontraban bien, además de conminarlos a retirarse de la casa deshabitada, relato que torna más extraña la historia.

Recién a eso de las 4 de la madrugada de este lunes, mientras Bomberos y la policía continuaban recorriendo los sectores rurales, la adolescente fue hallada cerca del mismo balneario de La Peta, sin mayores lesiones físicas, pero visiblemente afectada.

Según la versión del padre de la niña, su hija habría sido víctima de un secuestro por el mayor de edad, quien la habría intimidado con un cuchillo para forzarla a acompañarlo hasta La Peta, donde la mantuvo hasta altas horas de la madrugada.

“Mi hija fue abordada por este sujeto a una cuadra de mi casa. Con un cuchillo la intimidó y la llevó hasta el balneario de La Peta, donde la escondió por varias horas. Me comentó además que incluso cuando la andábamos buscando, pasamos cerca de su ubicación, pero no pudo alertarnos porque la mantenía amenazada con un cuchillo. Finalmente la soltó cerca de las cuatro de la madrugada y le entregó su teléfono”, relató el progenitor de la joven.

DETENIDO
En la misma mañana de este lunes, personal del Servicio de Investigación Policial (SIP) de la Primera Comisaría de Carabineros de Angol, logró detener al hombre, de 29 años de edad, resultando ser un trabajador que se desempeñaba como garzón en distintos locales angolinos.

Desde el Ministerio Público se informó que recién este martes se entregarán precisiones sobre lo sucedido, ya que todavía es necesario realizar una serie de diligencias policiales para aclarar el contexto en que se produjo esta desaparición, debido a que hasta ahora se tiene la versión de la víctima y será necesario verificar si acaso habría algún tipo de amistad previa entre los participantes de este hecho.

Por Rodrigo Zurita.

Redes Sociales