Comenzaron obras de construcción en siniestrado liceo de Ercilla

Beneficiarios de la iniciativa agradecieron las gestiones de la actual administración, para priorizar el proyecto de reposición.

En la madrugada del 13 de marzo de 2016, el liceo Alonso de Ercilla fue afectado por un incendio de carácter intencional, que destruyó uno de sus pabellones principales, el que contaba con siete aulas que eran ocupadas por los alumnos de 6° básico a 3° medio, más el aula de integración (PIE).

Los daños alcanzaron aproximadamente un 30% de la superficie del establecimiento, afectando principalmente la estructura de techumbre de dicho pabellón, pisos de algunas aulas, y un área con pérdida total, además de equipos, parte del mobiliario, textos y útiles escolares.

Con las salas destruidas, los estudiantes fueron reubicados en el internado del establecimiento por lo que se debieron habilitar espacios para albergar a los alumnos y profesores afectados con la finalidad de dar continuidad al servicio educativo hasta la fecha.

Con la demolición de área siniestrada, comenzó la reposición de siete aulas de clases buscando cumplir con las expectativas funcionales educativas, culturales, recreativas y comunitarias; es por ello que se planteó la recuperación del pabellón de tres aulas lado poniente con daños moderados, más transformación de la circulación en un patio interior, junto a la reconstrucción de cuatro aulas siniestradas por el fuego.

Se incorporaron mejoras a la arquitectura a través de conceptos de trabajo con la luz natural, y una volumetría de doble altura, uso de la madera a la vista como material propio del sur y esta zona, junto al uso del color y texturas.

Respecto del patio interior, este considera más acceso de luz natural, mejorando con ello las condiciones de habitabilidad, salubridad y calidad del ambiente interior de este patio central. Éste se concibe, además del juego de niños, en un espacio multifuncional y flexible, tanto en los usos como en el tiempo, pudiendo servir para actos, encuentros grupales, reuniones de apoderados y convivencias entre otras actividades para el desarrollo en comunidad.

Tras conocer el proyecto y luego de la ceremonia, en las que comenzó la demolición de la estructura siniestrada, la directora del liceo Alonso de Ercilla y Zúñiga, Victoria Amigo, agradeció “porque esto al fin es una realidad para poder atender a niños, niñas, jóvenes de la comuna de Ercilla de una manera digna, como se lo merecen”.

La directora aprovechó la oportunidad para “hacer llamado para que la comunidad de Ercilla cuide este establecimiento, porque este es un gran avance, con muchos recursos. Agradecer la gestión del gobierno actual que hizo posible que esto sea una realidad. También hacer un llamado a los apoderados, a lo estudiantes, porque este es su único liceo. Es el único liceo de la comuna, por lo tanto, va a dar enseñanza y generar el desarrollo de habilidades de muchas generaciones de la comuna”, puntualizó.

Redes Sociales