Dramático relato del cuidador cuyas mascotas fueron quemadas vivas durante atentado en Collipulli

El abogado Manquel Llanos presentó una querella por maltrato animal, a nombre de las víctimas que sufrieron el ataque incendiario de este jueves 3 de enero en la ruta a San Andrés, en las cercanías de Collipulli, oportunidad en que un grupo de encapuchados armados quemó la casa principal del predio, junto a la vivienda del cuidador, a quien le robaron sus pertenencias, y también incendiaron un acopio de metros ruma.

El profesional denunció que la situación que causó mayor impresión y dolor a las víctimas, fue que las dos mascotas del cuidador –Thor y Cholito- fueron quemadas vivas durante el atentado, falleciendo producto de las graves heridas causadas por el fuego.

La víctima precisó que uno de los perros permanecía amarrado en el exterior y fue quien dio la alerta de que los extraños habían ingresado a la propiedad, y el otro vivía al interior del inmueble, y los sujetos no tuvieron compasión con ellos al momento de iniciar al fuego, lo que ha causado una profunda tristeza a las víctimas de este atentado.

“Junto con quemar las casas, quemaron a estos animalitos. Los mataron, en definitiva y los sujetos que cometieron el hecho, notaron claramente la presencia de estos animales en el lugar. Este hecho, de carácter deleznable, afectó mucho al cuidador del predio, toda vez que vivía solo desde hace más de 11 años y su única compañía eran estos perritos”, comentó el abogado al interponer la querella en el Juzgado de Garantía de Collipulli.

CRUELDAD
El propio cuidador del predio relató que tras el ataque y cuando logró salir huyendo de los sujetos armados, “una vez que caminamos unos 100 metros, decidí mirar hacia atrás y ahí me di cuenta que salía humo de mi casa, de la casa patronal, y de otros sectores del campo. Segundos más tarde, siento que Thor comenzó a gemir descarnadamente. En ese momento, me angustié ya que supuse que cruelmente decidieron quemar la casa sin desamarrar a mi perro, pese a que claramente sabían de su presencia por los ladridos que ferozmente les dio cuando llegaron la casa. Minutos más tarde volví a mi casa, la que ya estaba completamente en llamas. En ese momento comprobé con mucha tristeza que mi suposición fue correcta, al ver a Thor totalmente quemado a un costado de la casa”.

El hombre, agregó que “mi dolor fue aún mayor cuando después también comprobé, ya entre los escombros y cenizas, que había quedado encerrado en el interior de la casa mi otro perro Cholito. Es decir, la crueldad fue despiadada, ya que pudiendo dejarlo escapar no lo hicieron e incendiaron la casa a sabiendas de que Cholito se encontraba adentro”.

Tras cometer el ataque, los encapuchados huyeron disparando por caminos interiores y poco rato después se registró un segundo ataque incendiario, esta vez en el sector de Collico, en Ercilla, donde encapuchados quemaron un furgón de Conaf que se dirigía a combatir un incendio forestal, quitándole sus pertenencias a los trabajadores y lesionando a uno de ellos.

Foto: Raúl Ceballos.

Redes Sociales