Frontel lanza campaña para prevenir accidentes eléctricos

Mirar para arriba antes de realizar trabajos cercanos al tendido.

“Mira para arriba” es el nombre de la campaña que lanzó Frontel con el objetivo de evitar accidentes de trabajadores y dueños de casa que realizan trabajos cercanos al tendido eléctrico. La iniciativa promueve observar los alrededores del lugar en el que llevarán a cabo las diferentes labores y verificar que no tengan líneas cercanas.

“Esta campaña busca crear conciencia en lo que significa realizar trabajos sobre las inmediaciones de las líneas eléctricas, buscando evitar que se produzcan accidentes. Existe una gran cantidad de gremios que trabajan cerca de las líneas como por ejemplo el gremio forestal, de la construcción, los deshollinadores, que ante un descuido por no mirar hacia arriba tocan las líneas eléctricas y se producen los accidentes que la mayoría de las veces son fatales”, dijo Patricio Sáez, gerente zonal de Frontel Osorno.

El ejecutivo enfatizó que la seguridad es un intransable para la compañía y que sus trabajadores saben lo que es una línea energizada, pero muchas veces las personas de otros rubros desconocen los peligros, por eso a través de esta campaña se espera promover las acciones preventivas que apuntan principalmente al autocuidado.

El seremi de Energía de La Araucanía, Erwin Gudenschwager, señaló que “estamos respaldando esta campaña fundamentalmente porque esperamos que no se pierda ninguna vida con este tipo de accidentes. El Mira para Arriba tiene que ver también con que vemos las líneas todos los días, nos acostumbremos y dejamos de visibilizar el peligro. Por lo tanto queremos extender de la mejor forma posible este mensaje para evitar accidentes, tanto en la parte laboral como en la vida personal de cada persona”.

En la actividad, también participó el director regional de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), Daniel Pincheira, quien destacó la iniciativa y relevó la importancia de mantener preocupación al momento de realizar actividades o trabajos.

“Hay 31 mil kilómetros de línea distribuidos en la región, las personas tenemos que cambiar nuestro concepto cultural, la energía es necesaria, es tremendamente potente y el riesgo a veces no lo vemos, es triste ver que al cortar una árbol éste queda energizado, por eso debemos ir enseñándole tanto a los niños desde ya, como aquellos gremios que están más involucrados, de que debemos mirar hacia arriba y darnos cuenta de los riesgos de estas líneas”, indicó el personero.

La compañía estará difundiendo esta campaña en toda la zona de operación, desde Ñuble hasta Aysén; junto con acciones de difusión directa a través de charlas y reuniones con gremios, visitas a terreno en predios agrícolas y faenas forestales, además de redes sociales para asegurar la entrega eficiente de este mensaje.

Redes Sociales