Pareja de pololos fue secuestrada y asaltada en sector rural de Angol

Se encontraban compartiendo en el solitario camino a Butaco, cuando fueron abordados por encapuchados armados.

El susto de sus vidas fue el que pasó una pareja de pololos cuando su romántico momento a la luz de las estrellas y el suave sonido de grillos, la tenue brisa y uno que otro perro a lo lejos, se vio abruptamente interrumpido por un grupo de encapuchados, quienes los abordaron, en medio de la noche para atacarlos y robarles el automóvil, sin que hasta ahora se sepa su paradero.

Así lo dio a conocer el comisario de Carabineros de Angol, mayor Juan González, quien expresó que “una pareja se encontraba al interior de su vehículo a la altura del kilómetro uno del camino a Butaco, cuando tres individuos con sus rostros cubiertos y a lo menos uno de ellos en poder de un arma de fuego corta, los habrían intimidado, haciéndolos descender del vehículo para posteriormente golpear al hombre con pies y puños”.

Tras la brutal golpiza, los subieron nuevamente a la parte posterior del móvil para trasladarlos cinco kilómetros más adelante, donde los bajaron y maniataron a un árbol dejándolos en el lugar para huir en el vehículo. Minutos más tarde, la pareja logra zafarse de sus ataduras, realizando el llamado correspondiente a Carabineros denunciando el hecho.

De acuerdo a lo declarado por los propios afectados, identificados como Macarena Inzunza Flores de 24 años y Cristóbal Saavedra de igual edad, lograron zafarse de sus ataduras cerca de las cinco de la mañana, momento en que llegaron hasta las dependencias de una ex escuela del sector, donde solicitaron que llamaran a Carabineros.

BÚSQUEDA
Hasta el momento, según afirmó el comisario, no existen personas detenidas por el hecho ni pistas acerca del paradero del automóvil, investigación que está llevando la Policía de Investigaciones de Angol, luego que el fiscal de turno les encargara el procedimiento.

El mayor Juan González hizo un llamado además a las personas, manifestando que la seguridad comienza por el accionar de cada uno. “Carabineros ayudamos a las personas para prevenir los delitos, pero son las mismas personas las que deben evitar generar acciones de riesgo que faciliten la labor de los delincuentes. En este sentido nunca es bueno concurrir a lugares de escasa luminosidad que pudieran ser un riesgo para la integridad de las personas”, sentenció.

Por Rodrigo Zurita.

Redes Sociales