Fiscalizan inmuebles para el comercio sexual en zonas aledañas a Avenida Alemania y San Martín

PDI, Carabineros, Dirección del Trabajo y Seguridad Ciudadana participaron del operativo destinado a inspeccionar residencias utilizadas para estos fines.

En el marco del plan nacional “Fin de Año Seguro 2017” impulsado por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, este fin de semana se realizó una nueva acción preventiva con el objetivo de verificar que no exista explotación sexual ni prostitución infantil.

Según informó la Gobernación, el operativo de fiscalización a casas clandestinas se centró en viviendas del sector poniente de Temuco, cuyas fachadas no representan ninguna sospecha. En su interior, se evidenció que las mujeres utilizan las habitaciones como privados, las cuales subarriendan por un monto de $20 mil diarios.

Al respecto, el gobernador de Cautín, Ricardo Chancerel, enfatizó que “es muy importante dar esta señal por parte de Carabineros, PDI y Dirección del Trabajo, de que vamos a estar constantemente fiscalizando, para de esa manera, perseguir a quienes quieren abusar de personas extranjeras que llegan a nuestro país, y con mayor fuerza a quienes quieran ejercer la prostitución infantil”.

Por su parte, el subprefecto Mauricio Soto, jefe de la Brigada Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones, puntualizó que “de alrededor de siete casas que hemos fiscalizado, nos hemos encontrado con un denominador común, que son extranjeras que están residiendo en la casa, no son directamente las arrendatarias, pero sí, subarriendan una habitación por un valor promedio de 20 mil pesos diarios”.

El subprefecto de la PDI, explicó que “la prostitución no está penada, por lo tanto, la fiscalización está enfocada en encontrar en menores de edad ejerciendo prostitución y, si hubiese, trata de personas en estas casas clandestinas”.

Paralelamente, la directora del Trabajo, Maite Núñez, precisó “la Dirección del Trabajo está para fiscalizar, eventualmente, si existieran trabajadores en estas casas, verificar si hubiese contratos, lo cual no pudimos verificar. Estamos aquí, para revisar que las trabajadoras, quienes ejercen la prostitución, no obedezcan a un empleador, es decir, el ejercicio de facilitación de la prostitución está penado y nosotros estamos verificando, que las trabajadoras sexuales, en este caso, lo hagan por iniciativa propia y no porque estén obligadas, o bien porque obedezcan a alguien que esté lucrando con este ejercicio”.

Por último, el gobernador complementó que no sorprendieron menores de edad ejerciendo la prostitución en estas casas y que las mujeres extranjeras contaban con su documentación al día.

Redes Sociales