Víctima de 43 atentados acusa que el sistema judicial no funciona en La Araucanía

Empresario Gerardo Cerda sufrió nuevo ataque en la noche de este domingo. Cuidador del recinto relató los dramáticos momentos vividos.

“Ha sido una de las experiencias más traumáticas de mi vida”, comentó Cesar Morales Vallejos de 41 años, trabajador que se encontraba cuidando el recinto de propiedad del empresario angolino Gerardo Cerda, cuando éste fue atacado e incendiado por encapuchados, que en un abrir y cerrar de ojos lo amedrentaron con dos armas de fuego en la cabeza, le amarraron las manos y le prendieron fuego a las instalaciones, donde también estaba su automóvil.

“Estaba viendo televisión, cuando sentí un ruido. Le bajé el volumen a la tele y me quedé un rato tranquilo para escuchar mejor, pero no volví a escuchar nada. Decidí entonces salir a investigar y cuando iba a abrir la puerta, siento que la empujan con fuerza e ingresan rápidamente varias personas, todos ellos encapuchados y armados. Inmediatamente me encañonan con un fusil y una pistola, las que ponen en mi cabeza y me piden que me tire al suelo. Allí me amarran las manos y me dejan para comenzar a dar vuelta todo. No sé qué buscaban”, relató todavía angustiado el trabajador, quien repara en que uno de los encapuchados parecía conocerlo, porque manifestó: “este es el guatón, este va a cooperar”.

Eran aproximadamente 10 personas, todas con su rostro encubierto y con guantes y uno de ellos usaba ropa militar.

MININCO
Este violento episodio ocurrió la noche de este domingo pasadas las 22:30 horas en un predio ubicado en la localidad de Mininco, donde además existe una pista aérea de más de 800 metros de longitud.

En el lugar, los desconocidos quemaron instalaciones por un costo superior a los $30 millones, las que eran utilizadas para diferentes tareas en época de verano, donde se abastecen aviones utilizados en el combate de incendios forestales.

Tras incendiar el recinto, uno de los encapuchados le soltó una de las manos al cuidador y le manifestó que corriera en dirección a la pista, disparando varios tiros tras de él, como una forma de instarlo a correr y provocar miedo.

“Yo corrí varios metros y luego me escondí detrás de unos matorrales. A los pocos segundos escuché que uno de ellos me llamaba nuevamente de manera insistente, incluso amenazando con matarme si no volvía, a lo cual no hice caso y seguí refugiado entre los matorrales hasta que estuve seguro que se habían ido”, relató César Morales.

El atentado destruyó la totalidad de las instalaciones e incluso el automóvil de César, el que se encontraba en una especie de garaje.

“ESTO YA ES COSTUMBRE”
El empresario Gerardo Cerda, propietario del recinto afectado, manifestó que el sistema judicial no funciona en la región, explicando que “esto ya se ha hecho una costumbre. Con este ya suman 43 los ataques incendiarios que ha sufrido mi empresa y pese a que las policías han desarrollado su trabajo como corresponde, no se ha logrado nada. Hoy no existe ningún detenido y cada cierto tiempo me llega una carta donde me informan que una de mis causas se ha cerrado por falta de antecedentes y que si yo tengo antecedentes en torno al tema se los haga llegar para reabrir la investigación… eso es todo”.

El empresario, manifestó que realizar demandas o querellas en solo una pérdida de tiempo y asegura que es el Estado el responsable por este tipo de acciones.

RESISTENCIA MAPUCHE MALLECO
Personal de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (Bipe) de la Policía de Investigaciones de Angol, a través del comisario a cargo, Alejandro Pino, manifestó que “tras periciar el lugar de los hechos, pudimos encontrar, entre otras cosas, evidencia balística, como vainas e impactos de bala que nos permitirán conocer con qué tipo de armamento andaban, como también se encontró un lienzo, a 400 metros del lugar, el cual adjudicaba el ataque a la agrupación Resistencia Mapuche Malleco y hacía alusión a la libertad de los presos políticos mapuche y a la muerte de Santiago Maldonado en Argentina”, informó.

Por Rodrigo Zurita.

Redes Sociales